Seleccionar página

cerrajerosmuchamiel.club
Para algunas personas guardar sus libros, regalos, fotos o cosas más preciadas en un armario o una caja con candado les da la sensación de tener control sobre sus pertenencias, como un secreto bien guardado y al cual difícilmente alguien más puede acceder, pero esta decisión no siempre resulta como deseamos, dado que es posible que cuando se quiera abrir esto no sea posible.
Si te has visto en una situación similar, en la cual necesitas abrir ese armario, esa caja o cualquier otra área que has bloqueado con un candado y no encuentras la llave, podrás encontrar una opción para solucionarlo en la caja de herramientas que se mantiene en los carros o la que guarde tu familia para realizar quehaceres o reparaciones sencillas en tu casa.
Al ubicarla, procede a revisar esa caja y ubica dos llaves de ajuste de tuercas, conocidas también como llaves inglesas. Si sólo tienes una, puede que algún vecino te preste la suya.
Coloca la parte abierta de cada llave en cada una de las bases del arco que cierra el candado, es decir, el área con forma de arco que lo abre o cierra. Una vez posicionadas debes hacer girar las llaves hacia si mismas, mientras haces cierta presión como si fuera una pinza; la idea es intentar que con este movimiento se toquen los extremos de ambas llaves.
Esa presión provocará que se rompa uno o los dos lados de la pieza de metal que cierra el candado (el arco), pudiendo así acceder al contenido que guardaste con tanto celo. De persistir en querer mantener guardar tus cosas más preciadas en secreto, te tocará comprar un nuevo candado y guardar la llave en un sitio que puedas recordar para ubicarla cuando lo necesites.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up